Se trata de Jonier José Sanmartín Baena, un joven de 20 años de edad; quien como operario de maquinaria pesada, se ganó un lugar en una empresa constructora en Bolívar. Este domingo iba a participar en la inauguración de la tercera etapa de un proyecto de casas-fincas en el área rural del municipio de Santa Rosa de Lima, pero la bala certera de un desalmado delincuente acabó con sus sueños.

A Jonier lo mataron frente a su papá y un tío en momentos en que los tres se desplazaban en dos motos por la vía que está frente a la vereda El Sena, en jurisdicción de Maria la Baja. El joven y sus dos familiares salieron poco después de las 3 de la madrugada de este domingo (17 de diciembre) de su natal San Onofre (Sucre) con rumbo a Maria la Baja, la idea era llegar bien temprano a Santa Rosa de Lima para estar presente en la inauguración y luego dedicarse a sus labores. Hijo, padre y tío trabajaban para la misma firma constructora.

Casi unos 45 minutos después, dos hombres se les cruzaron en la vía, en medio de la oscuridad, y les ordenaron detenerse. Jonier no pudo hacerlo a tiempo y la respuesta de uno de los sujetos fue dispararle a la cabeza.

“ÉL SE ASUSTÓ”

José Javier Sanmartín era el tío que acompañaba a Jonier. En la mañana de este domingo llegó a la morgue de Medicina Legal, en Cartagena, junto con el cuerpo de su sobrino.

“Nosotros por lo general por esa zona de El Sena pasábamos como a las 6 de la mañana, pero hoy salimos más temprano porque en San Onofre estuvimos instalando un equipo de música para un evento que hay en el pueblo”, cuenta José Javier.

Apenas terminaron esa labor, los tres salieron en dos motos con rumbo a Santa Rosa. Jonier conducía la moto acompañado de su papá y José Javier iba solo en el otro vehículo.

“Mi sobrino se asustó, y aunque intentó detenerse, los frenos le fallaron un poco. El tipo de una le disparó a la cabeza. Mi sobrino y mi hermano cayeron al pavimento y yo me detuve de inmediato”: José Sanmartín.

La intención de los individuos era robar la moto de su sobrino, pero al no poder encenderla, optaron por requisar a Jonier y quitarle el celular y la billetera.

José Javier asegura que a él y a su hermano los delincuentes les hicieron tres tiros, y al notar que se les acabaron las balas, trataron de perseguirlos, pero en medio de la maleza aparecieron otros tres sujetos que también estaban armados.

A papá y tío no les tocó otra que esconderse. En cuestión de segundos, lo cinco delincuentes huyeron en las dos motos hacia la Cruz de El Viso.

“Nosotros montamos a Jonier en una moto y lo llevamos rápidamente al Hospital de Marialabaja. Yo dejé la moto mía tirada ahí, pero cuando lo ingresamos ya mi sobrino había muerto”, agrega Sanmartín “Zona peligrosa”

En más de cinco años que llevan transitando por esa vía, entre San Onofre y El Viso, José Javier asegura que es la primera vez que les pasa algo así, aunque argumenta que nunca antes habían pasado por allí antes de las 6 de la mañana.

“La Policía lo único que nos ha dicho es que esa zona es muy peligrosa, pero no nos han informado de operativos o de capturas”, precisa el tío de Jonier.

Jonier José era el mayor de tres hermanos y residía con ellos y sus padres, José Carlos y Laudith, en San Onofre. Entre los habitantes de ese municipio hay consternación por la trágica muerte de un joven trabajador y luchador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *